Poesías

A las 6:23 de la Tarde (Iris Hidalgo)

Por , en 1 de abril de 2009

Estoy aquí testigo del tiempo,
de los cuentos que he vivido,
de las ilusiones que me distraen mientras las horas pasan,
en la vida jugándome ese algo que Dios regala,
actuando para mi corazón que es quien manda,
esperando mis sueños como hojas de rama al viento.

Me detuve y te vi en soledad,
no te pude abrazar que fue mi deseo
y pensaste que de ti no tengo ya recuerdo.
Me detuve y viví en tus ojos,
llegaron a mi de nuevo tus palabras.

Entendí que te he querido, que te quise en su momento, y en cada rato en que me acuerdo.
Pero somos un par, tan lejano que no se tocan, cada uno viviendo su historia.
Vaya! Que ganas de ganarle a quien no veo, que deseo de vencerle a la melancolía y encerrarte en mí sin partida.

Que fuerza emana de mis ojos cuando intento alcanzarte, que alegría cuando te veo.

A través de esta desventura que nos rodea, mediante las ideas que circulan nuestras cabezas, a pesar de los amores que llegan,
que a mi vida llegan, que me conquistan y enamoran hay un espacio que es tuyo,
que he guardado para ti construido en mis manos. Algo así como una alianza,
ya que mis dedos solo fusionan voces que nacen de ti y no las entiendo,
creo que esa es la razón que evidencia mi silencio. Mi afonía que no es tal cuando tu ímpetu admira cosas bellas,
cuando te muestro lo que quiero que veas, cuando escuchas lo que imagino que oyes,
cuando hablas las frases que en tu alma adivino,
cuando escribes aun simplezas y de ellas un castillo de imaginación distingo.

Un roce que trato que asientas mientras registro los limitados susurros que das,
pero de esta manera no me sale, una noche de luna que te obsequio, sin saber como llevarte a ella,
una canción de tu agrado que no conozco, una flor que te halague, mis manos que te acaricien,
un suspiro que sientas, una mirada que te enamore.

Ya no soy aquella mujer altiva y orgullosa, hoy no imagino que seduces, que me quieres o mas lejos aun que me ames.
“Amar”, que palabra tan compleja y tan sencilla, hoy solo rezo por ti, por tus sueños en la vida,
no tomo tu mirada para mi, no adapto tus miedos a los míos, no recreo de nuevo tus palabras, hoy espero por ti,
por ese día en que madures o que seas irrazonable, por ese instante en que digas al arco de colores es contigo que hablo,
hoy es hoy, cada día es lo mismo hasta que vengas a mi… hasta que llegues tú.

Alguien una vez me dijo que nada es absoluto o mas bien que pocas cosas lo eran, eternidad, inicio, fue antes,
que es ahora, que será manana? , es relativo a quienes somos, a lo que pensamos, a lo que queremos.

Relativamente estos son mis sentimientos en una tarde de verano, que gracias a mi amiga la lírica he plantado en tu mirada.

Comentar | Trackbacks Cerrados.

Comentarios de “A las 6:23 de la Tarde (Iris Hidalgo)”

Aun no se han realizado comentarios.

Deja tu comentario

 

 

 


 

Secciones

© Copyright 2019, Blogestudio. Red de blogs, SEO and Webs 2.0

Powered by WordPress

Creative Commons - Some Rights Reserved
 
Un proyecto realizado por Blogestudio