Poesías

Consagración

Por , en 27 de noviembre de 2009

Al igual que las aguas se vierten en la tierra
y gestan la nutricia germinación de la simiente,
desde el sino del padre , en comunión de estrellas,
fluimos hasta el cántaro tibio de tus entrañas frescas.

Transformada en mujer,
santificada en la redonda preñez de nuestros días,
fuiste rosa hecha sangre en el alumbramiento y el primer vagido;
pan que alivianó partidas y gemidos ,
atalaya en el áspero camino de la espera,
soplo de fe en el principio de nuestras primaveras.

Y los años corrieron como nubes viajeras
en el cielo sin pausas de la vida;
alumbrando alegrías, llorando las tristezas;
implacable, ese reloj de arena , siguió volcando las horas y los días.

Ahora, estás aquí, tan grande y tan pequeña;
madera de quebracho , vuelo de mariposa,
inscribiendo mensajes en la piel y en el alma ;
crujiente y olorosa hogaza que perdura
en los lazos de sangre que nos unen;

nuestro ángel de la guarda, nuestra mejor amiga,
nuestro principio y fin ; siempre el eterno río
que riega y beneficia, santifica y entrega.

Bendito sea este día que por ti nos convoca,
labriega humilde de estirpe familiar,
bendita las palabras que conforman tu nombre,
y te consagran, Madre, para la eternidad.

para el 12 diciembre: día en que mi madre cumple 90 años-Lidia

Comentar | Trackbacks Cerrados.

Comentarios de “Consagración”

Aun no se han realizado comentarios.

Deja tu comentario

 

 

 


 

Secciones

© Copyright 2019, Blogestudio. Red de blogs, SEO and Webs 2.0

Powered by WordPress

Creative Commons - Some Rights Reserved
 
Un proyecto realizado por Blogestudio