Poesías

El hombre exacto

Por , en 18 de marzo de 2011

El hombre exacto
Desconozco la verdad que contiene
el “anillo al dedo”, la “media naranja”,
la pieza faltante del rompecabezas,
el tesoro perdido y encontrado,
el amor de la vida,
el complemento justo, el compañero exacto.

No se cuanta verdad se halla
en el amor pleno, la felicidad eterna,
la luz fulgurante, el “para siempre”,
el “jamás dejar de amarte”

No consigo disociar
el mito de la objetividad
y por momentos, ingenua,
prefiero soñar y sentir que es real.

No se que significado tenga
el palpitar de mi corazón acelerado
al percibir tu presencia cercana,
el hecho de dejar divagar mi mente
por el recuerdo de tus recónditos rincones
durante toda la jornada.

No entiendo a mi boca alocada
persiguiendo el lóbulo de tu oreja,
la comisura de tus labios
y las falanges de los dedos
de tus manos.

No entiendo a mi corazón
en este momento,
y elijo disfrutar.. disfrutarte…
amor prohibido
que me deja muda, impávida.

Que por más que luche contra el mundo
no puedo, no quiero
desprenderme de tu cuerpo,
despedirme de tus besos,
alejarme de tus brazos,
dejar de posarme en tus ojos bellos.

No entiendo y no busco explicación
a este arrebato adolescente
que me deja sin aliento y sin sueño
y no lo entiendo
pero te quiero y te deseo.

Para curar esta locura, amor,
morir en tus brazos sería
el único remedio

Comentar | Trackbacks Cerrados.

Comentarios de “El hombre exacto”

Aun no se han realizado comentarios.

Deja tu comentario

 

 

 


 

Secciones

© Copyright 2019, Blogestudio. Red de blogs, SEO and Webs 2.0

Powered by WordPress

Creative Commons - Some Rights Reserved
 
Un proyecto realizado por Blogestudio