Poesías

POEMAS SIN VERSOS -POR JAIME ANTONIO ARANDA

Por , en 14 de febrero de 2008

POEMAS SIN VERSOS

MIS POEMAS VERSOS NO TIENEN PORQUE POETA NO SOY
CULTO COMO EL POBRE Y BOHEMIO COMO EL SUAVE VINO
COMO PIEDRA MADERA COMO PAPEL TIJERA SIN FILO
MI PERGAMINO DE HISTORIA MI HISTORIA SIN AMARILLO

MIS VERSOS A PASEAR SE FUERON A LA BATALLA DE LA PAZ
NO HAY ESTRELLAS QUE TIRITAN NO HAY GOLPES EN LA VIDA
ENREDADO EN UN ARBUSTO DE HOJAS DE HIERBA ME QUEDÉ
LA DULZURA DE TU SAL DEL AZÚCAR MI AMARGURA SERÁ

LA LITERATURA AMIGA NUNCA FUE PERO HOY LA NECESITO
COMO NECESITO TANTAS COSAS QUE AYER NO APROVECHÉ
PUEDES PEDIR PERDÓN PERO ARREPENTIDO QUIZÁS NO ESTAR
HABLO LO QUE SIENTO SIN SENTIRME DE LAS NORMAS PRESO

PORQUE EN SU MOMENTO LO DESCUBIERTO ADMIRACIÓN FUE
HOY BAJO EL HOMBRO MIRAMOS LA CIENCIA MARAVILLOSA
SALIMOS DE LO HABITUAL VOLVIENDO POR LA NUEVA RUTINA
SOMOS CREACIÓN PERFECTA PERO IMPERFECTOS NOS HACEMOS

¿SOMOS EVOLUCIÓN? ¿SOMOS DE DIOS? O DE BARRO ARCILLA
ESCRIBO POR LOS QUE PAPEL TIENEN PERO TINTA LES FALTA
ESCRIBO POR LOS QUE PIENSAN SILENCIO DE VALOR AUSENTE
ESCRIBO POR LOS QUE SEMILLAS TIENEN PERO NO LAS SIEMBRAN

NO ME IMPORTAN LOS HONORES SI NO ENTIENDES EL MENSAJE
NO ME IMPORTAN LOS TÍTULOS NI LO QUE LOS GRANDES PIENSEN
MIS POEMAS VERSOS NO TIENEN PORQUE POETA NO SOY
CANSADO ESTOY DE TANTAS COSAS PERO ES VERDE MI ILUSIÓN

Autor: JAIME ANTONIO

Comentar | Trackbacks Cerrados.

2 Comentarios en “POEMAS SIN VERSOS -POR JAIME ANTONIO ARANDA”

1

me encanta thnx jaime antonio aranda tkm

2

En un momento mágico, de esos que parecen ficticios, pintados por un daltónico en una noche de borrachera, el sol y la luna se encontraron juntos en el firmamento. Ella lucía un vestido de noche con lentejuelas plateadas, él, con su corona y su dorada cabellera, pasó frente a ella y por un segundo la pista de baile se iluminó con los destellos de plata y oro de ambos entremezclándose en un fugaz y distante beso.
El tono anaranjado del atardecer se torno del color del vino tinto y el sol desapareció tras el horizonte; levanté la vista al cielo y vi cómo había sido más que un beso lo de aquella noche entre el astro rey y su dama. Oí cómo un lobo aullaba a la luna embarazada. A las seis de la madrugada pude ver cómo daba a luz a un nuevo amanecer y cómo el padre de la criatura, rey de los astros, salía por el este para conocer al retoño. Como llanto de recién nacido, que pese a ser llanto, da alegría, oí los pájaros cantando.
Había amanecido.

Deja tu comentario

 

 

 


 

Secciones

© Copyright 2019, Blogestudio. Red de blogs, SEO and Webs 2.0

Powered by WordPress

Creative Commons - Some Rights Reserved
 
Un proyecto realizado por Blogestudio