Entradas etiquetadas con ‘Oraciones’

Poesías

ORACIONES PARA UNA CAUSA PERDIDA

Por , en 22 de octubre de 2007
... a¡que todo hombre sea artista! a¡que lobos sean amedrentados por ovejas! a¡que despierten los muertos y que levanten el pua±o los cohibidos! a¡que toda mujer sea artista! es hora de aceptar el reto: haremos el amor a las ma¡quinas, les hundiremos nuestros penes y vaginas! les haremos temblar de emocia³n con nuestros orgasmos adoptando los nia±os olvidados a¡que todo hombre sea artista! a¡que gritos sean observados; que los ojos sean escuchados! a¡que a dios se le acabe la ceguera! a¡que toda mujer sea artista! a¡si! a¡que todo hombre y mujer sea artistaa¡ y que recen por nuestras culpas... que recen estas: “oraciones para una causa perdida”...
Comentarios (0)
Poesías

Y Sin…(Por: Samaria Go )

Por , en 23 de diciembre de 2008
... creare entonces nubes en tu cabeza .... rompere las barreras.... y sin intentar acercarme demasiado.. estare a cada instante para crear una nueva historia. trasformare mis palabras en oraciones para que lleguen a ti.. las convertire en aire .. para que te sea necesario tener que respirarlas... y si no es asi......
Comentarios (0)
Poesías

”Espacios en blanco” (por:Samaria Go)

Por , en 29 de octubre de 2008
....solo quedaron reclutas unas cuantas oraciones y una imagen tuya distorcionada . ojala cuando despiertes, no te duela tanto la cabeza ojala que el agua este hirviendo y descongele tu alma ojala no te duelan los pies de caminar ojala y no tambalees al bailar, ojala que no voltees,ojala y las decisiones que tomes sean por que asi lo quieres y no por cobardia...
Comentarios (2)
Poesías

A mi madre.

Por , en 13 de julio de 2011
... pensar en ella es dejar que el tiempo haga trucos de magia jugando entre mis dedos a escaparse mis dedos curiosos que todo lo revuelven, todo lo tocan y yo solo puedo tocarla en poesia en la distancia insalvable en mis oraciones al rozar la almohada de noche, al dia siguiente...
Comentarios (0)
Poesías

el temple del acero

Por , en 1 de julio de 2008
... guiados por la mano invisible caminan sin tacto alguno, sobre los prados que el senor coloreo bajo el claro cielo azul, ese rebano de jovenes almas alimentadas por oraciones, relatadas en lo amargo de la noche mas oscura y solitaria, gestos en las manos forman la unidad simetrica del rezo, suspiros de alivio en el estomago que beso la ostia, la unidad de un amen es el sonido del eco, en los muros que un dia fueron tenidos de odio enrojecido, cuando las nubes lloraban lagrimas de acero, que aun escuecen en los que visten arrugas y celebran el amanecer, sin tener por que olvidar la cruz que tapio sus puertas, de madera que hizo brasas en la hoguera traicionera de su sangre, no la del vino en el caliz oxidado, amante de labios de voces suaves que susurran plegarias cada domingo, en el mediodia que es resaca bendita en mi almohada, fruto de otra noche en la que mi fe trasparente fue el vaso, que unicamente condeno los besos esquivos de su boca, aquellos que huyeron hacia otra luna llena mas, que cansada ya de su soledad me ofrecio su calor, un abrazo en el crepusculo que nos unio para siempre...
Comentarios (0)
Poesías

José María Campos denuncia a través de la poesía el ‘desgarrador’ mundo de la emigración

Por , en 7 de julio de 2007
... este libro, de “poesa­a social, cruda y comprometida”, como lo definia³ mara­a teresa cervantes en sus palabras de presentacia³n, es el tercero de campos cayuela tras ‘oraciones para la escucha’ y ‘orar con mi pueblo’, se ha puesto a la venta al precio de 5 euros, pudia©ndose adquirir, de momento, en la librera­a escarabajal de la calle mayor...
Comentarios (2)
Poema

La Nacencia, de Luis Chamizo

Por , en 19 de septiembre de 2009
... ¡no tengo juerzas pa dejagla sola; pero yo de que sirvo si me queo! * la burra, que roia los tomillos floridos del lindero, careaba las moscas con el rabo; y dejaba el careo, levantaba el jocico, me miraba y seguia royendo. ¡que pensara la burra si es que tienen las burras pensamientos! * me jui junt'a mi juana, me jinque de roillas en el suelo, jice po recorda las oraciones que m'ensenaron cuando nuevo...
Comentarios (3)
Poesías

Los rostros ebrios de la noche

Por , en 15 de septiembre de 2007
... alvaro mutis ¿y esos de las fotografias nunca duermen? leonor calmet (93 anos) no solo de pan o amor vive el hombre tambien de sus palabras atragantadas como cuchillos en el miedo de sus angustias o desidias vagando como piedras en el pecho a las dos de la manana cuando el sol arrugado y torvo de sus llantos le hace recordar que la fiebre derrotada y turbia de sus suenos no tiene heridas en las manos / cicatrices en el cielo oraciones en al lengua / letanias en el pasto matanzas de hijos o parientes en el charco de la nada sin embargo / con sus sucios y suaves bamboleos y oscuras vanidades de dientes carcomidos por las palomas invisibles de la casa / trata de llevarlo a las hogueras de la calle a enfrentarlo con las sombras impuras de la arana para no hacerle olvidar / (desde las mareas orgullosas de la sangre) / que es un simple amanuense / un ratero con cara de chacal vomi- tando cuervos y alimanas en el aliento aburrido de los bueyes recordando las tretas ocultas y frias de la noche donde su labor despues de calatearse y culear en las cenizas amarillentas del verano ( a la luz chicha-morada de la luna) y pese a la ausencia de aquesos desdichados y ciegos caracoles que siempre joden hasta cuando se arrastran por las semillas enredadas de las uvas es quemar todos los bordes hirvientes de la rosa todas las carnes crudas y arrugadas del rocio ora en los ojos acaramelados de los zorros ya en las telaranas duras y microbianas de la mosca mientras repite como un idiota lo de siempre tocando las costillas blandas de las dudosas y extranas lagartijas: "soy el hijo de dios y basta / hecho a imagen y semejanza de las ruinas / afincado en los sucios hospitales de la nada / para arruinar la ultima morada de mi penultima agonia" pero al final - espeso como siempre cuando se despierta en su casa a las dos o las tres de la manana y se encuentra de sopapo con las llaves oxidadas de sus jefes y sus crueles oficinas con las fotos de sus hijos asesinados por el frio duro del engano y el sol lento de las aguas inservibles en el barro y carro de basura haciendo de las suyas en los labios emputecidos de la hierba se dara cuenta que nada que nada es verdad en este mundo de hembras peliagudas y horrorosas tumbas clandestinas a no ser el estiercol apagado de las vacas o los brebajes mudos de la selva inundando como boas las alocadas e incandescentes gonorreas de los curas por lo que despues de caminar un trecho por el campo malicioso de sus suenos / y herido como un sapo en las fronteras de concentracion de su nostalgia (amapolas y pecados y tragos de por medio) no le quedara mas remedio que repartir desde el fondo de su alma / (en trance con el principio de los buhos y las algas malvadas de la tierra) / estampitas y monedas y direcciones invisibles en el poste milagroso de la esquina o aquellas palabras que siempre repetia como sombras o limosnas expropiadas a las leyes de la guerra: " que cualquiera decida mi destino/ la luz abandonada de mi vida" y luego de vagar como un mendigo por el corazon y la techadumbre peligrosa de la infancia/ entre la desolacion y la lentitud de las ortigas incandescentes en el alba tras el espectro de los suenos y las nubes trituradas de los parques por el aceite y las huellas perversas de los ciegos terminar afirmando como nino en los arboles frutales y resecos de su madre: "ya nada queda en este mundo de mares y petalos vacios solo mirar el cielo como bar desarreglado y despues de loquearse con las huellas de las hembras exterminar con estos ojos agrietados los poderes y las riquezas inexcusables de la lluvia" es dificil salir a las calles yo siento a mis muertos jose watanabe es dificil salir a las / enfrentarse al mundo de golpe sentir que el invierno (esa chuchumecona sin rabo) se nos mete como un moribundo por todos los poros del alma y nos dice simplemente que no hacemos nada: solamente filmar como simples podencos (nuevamente) una cancion destrozada no se imaginan (en realidad) lo bravo que es salir a las calles y ver y sentir aguas y lodo y sombras correr como putrefactos pescados por todos los techos rencorosos y salvajes del alba y saber a ciencia cierta y lleno de babas que solamente son (finalmente) pequenas flechitas hojitas sin rumbo senalando la soledad de los tragos la soledad intratable e intragable del parque si no fuese e realidad tan dificil salir a las calles y enfrentarse al mundo de golpe y sentir que el invierno se nos mete como un moribundo por todos los poros del alma hurgando las promesas y los huariques condenados del padre diciendonos que no hacemos nada: solamente filmar como simples podencos una cancion destrozada y que la vida -esa chuchumecona sin rabo no es mirar (desde este viejo rincon de las animas como un joven deslenguado sin pecho) esos pendejisimos y desechables retratos esas aguas y sombras y lodos correr como dulces e inimaginables pescados por todos los suenos insatisfechos del alba no diria que es terrible esta tenaz circunstancia este incendio sin nombre devorando la claridad de los llantos la sinceridad de la hierba / la precision del canario pero sucede que yo tambien siento caminar a mis muertos ir de parranda a los sapos / por eso sin decir nada a los mios / una palabra a lo tuyos una sonrisa a los nuestros / una mentira a los familiares callados que prefieren el azul de los lenos a la eterna como hosca sinrazon del fantasma me meto a bailar a las chinganas del barrio cual cachalote apachurrado y arrecho para chinear (claro esta previo un yuyito en el caldo) a las viejas y milenarias hormigas desfallecer en mis ojos de espanto y saber en pleno apoltronamiento del cielo que una mirada / una sonrisa basta para no llegar al abismo y volver a vivir en el dia: una mirada -digo- una sonrisa / o una llamad que nos indique aun con sus locos e intratables deseos sarnosos que las palabras han vuelto a los labios es decir a las arenas inocentes y destrozadas del aire a las pasiones absurdas y acojudadas del tiempo y que por mas que lo deseemos o amamantemos o filmemos ya no volveremos a ser los mismos de antes: a ver tv en la tarde y viva la vida carajo pero si que es posible inmensamente posible como ciertas y tercas mariposas de infancia vivir en la noche con diente postizo con manos sin unas con patas de cabra con ojos saltones y culo y herraduras de mulos antiguos especialmente si estamos a punto de ir a una pollada a escuchar "vestida de novia" / o cambiar (ingenuamente) la amistad de una amiga por la amistad de los padres o pedir como un pequeno patan peras o pericos al olmo mientras nos despedazamos y desmoronamos por dentro como crueles y perniciosas y acriolladas estatuas de barro sabiendo que nos acercamos minuto a minuto a una realidad tan cojuda y llena de piojos como la vastedad crucial de la muerte de quien todos hablan sin haberla (apenas un hilito o una chupada de mango) conocido pero asi es la honorabilidad de los seres el cojudismo de los tiempos modernos la democracia -en cuerpo presente de aquellos que no tienen nada que hacer en sus cuartos solo acunar o enlazar (dale que dale el ovillo al pedal) viejas ideas o putos y misteriosos recuerdos mientras entran de zampones al cine para no decir nada del viento de las zalamerias del trago de lo dificil que es vivir en las calles o en las puertas del horno donde se queman como inmensas ortigas sin rostro el tamal y la soledad infantil de los suenos graffitis a bob marley ¿este soy yo? ¿y por que? milan kundera no te hasties de la vida haz algo util con tu tiempo arroja cuyes a la hoguera piedrecitas a los rios orina en las iglesias con la complicidad de los mendigos y la perversion de los espejos explota los edificios de los ricos los suenos de tus hijos la inseguridad de los misterios recuerda el salario del vecino las pisadas del andino el cache o la tristeza de las tortugas en invierno no te quedes en pindinga: suena con la libertad de tu destino con la seguridad inconmovible de las estrellas en el viento con tu padre ebrio como un caballo desbocado porque yo / norka / y mirame bien de perfil o por la espalda algun dia te cachare en los mercados en los rincones destruidos por el llanto silencioso del canario yo / el amante juvenil del trago y la mentira del terokal y la piscina y las combis retorcidas algun dia como un cura hijo de puta te violare en los desiertos / en la maleza cachacienta y morada de tus ojos que sufren como parroquia abandonada el infierno incomprensible y subterraneo de tu anhelo porque recuerda norka / flaca como cuerda de guitarra todo es gris siniestro malvado cursi en los recovecos de la dicha en las apuestas fijas y descachalandradas de los tedios por eso existo (como dios) de puro milagro entre los cuervos gritando que mi madre es una perra una puta en los hoteles apachurrados de la nada y que nadie (a pesar del chicle y la nausea delirante y atormentada de mi alma) me toma en cuenta en esta manada humillante de animales ¿comprendes ahora mi odio literario? ¿mi barbarie existencial? ¿mis dudas y miserias? lo insufrible de mis huellas? ¿a los presos de hambre en los suenos carcomidos de la pena? podras reirte o carcajearte de mi angustia de la izquierdosa postura de mis huesos amargados en las cunetas infinitas de los lodos de mis tragos verticales en la hierba de mi amistad inalterable con las hembritas mas faciles y ricotonas en el barrio incluso putearme cuando veas a los puercos tragarse las sombras y jazmines y los ocasos y los suenos en mis manos pero como tiene un precio (como dicen los capos y los militares en la selva) te digo / para joderme y joderte en mi negra y emperrechinada tristeza: para que diablos tienes tu cabeza de water como un huevo en la manana tus ojos de zamba conchuda bamboleandose como un condon roto en las margaritas de los parques: segurito para no perder la memoria y tu silueta por el aire y masturbarte como una lechuza barata por el cine o convertirte en una vieja antes de ir con los soplos a tu madre no justifiques (asi) pues depravada tu alma tu infortunio y tus malas notas de cocinera barata tu corazon (es verdad) mi querida estudiante sin rostro ya no ama la cama / ni la cocina el domingo se ha extinguido como mi falo o tu hueco en los callejones atragantados y facilongos del odio alli donde los guaguas nacen y se retuercen sin tener un puto cobre para el combo del dia porque la voz es la voz y el tiempo es el tiempo y el silencio y la noche las mismas bestias de siempre no importa: algun dia la tierra (nos dicen las vejestorias y puntualisimas salamandras de otono) se abrira y nos tragara como una sim- ple cuculi con zapatos y todo y asi se acabara esta pequena historia mi querida alcahueta: como una simple mentira que nunca se acaba y que jamas se acabara en esta superficie de tetas baratas porque como dicen los cabros del dia: somos los reyes del mambo pisando el poncho a los tombos en noches insomnes de trago sin embargo no te olvides por ello de los precios del alba de echarte vaselina antes de ir al mercado y pacharaquearte bien con esos cojudos pelotas de trapo que se pasan la vida tocando su guitarra en la tarde porque recuerda (aunque estos caprichos se hundan en los mondongos eclosionados y desvariados del llanto): la vida es la vida (rata de mierda) (ratita de mierda) dorando las aguas y ahogando a los hijos como pequenitos sapitos en sus suenos vanagloriosos de caca al pequeno drogo que murio en mis brazos yo te he visto clamar sin brazos francisco bendezu creciste vendiendo botellas y huachitos a la luz de la luna el tiempo para ti jamas tuvo un recuerdo / un horario o un cuarto para gritar como un animal salvaje en los barracones de la noche: "la hierba es buena pero mejor son las chiquillas para fornicar entre las amapolas sarnosas de la lluvia" por eso en tus bolsillos guardabas siempre fotos de mujeres desnudas que encendian como avisos luminosos tus silencios tal como ese abrelatas de cerveza que birlaste en aquel horroroso manicomio una manana donde tus parientes te llevaron una noche para que no te faltara algun dia tu partida de defuncion ni ese gato que aullaba contigo como un cerdo nomade en tu cama de este modo (creian) nadie podria echarte tan facilmente al olvido ni a esa rueda de trastos y viejas primaveras humanas que son los dias despues de un sueno lamentable de viejos mendigos donde las agallas del pescado y los bosques del cielo se confunden con la dentadura postiza de las doncellas desnudas y y las abuelas putrefactas de tedio talvez por eso (y no por culpa de tu sombra o de algun tonto o antiguo asesino o implacable verdugo) habias agarrado la costumbre de pegarle a tu madre y robarle las gallinas y los balones de gas a tu vecino: para defenderte de todas las miserias del orbe y de todas las mentiras que crecian como un diluvio en tu carne sancochada de loro jamas supiste (y eso me lo dijiste infinidad de veces cuando bebiamos -¿recuerdas?- al pie de los balcones de los cines derruidos) que el mundo existia o pretendia existir en su lamento cornudo de ancianos y que para ti era solamente un huevo redondo capaz de dar miles de vueltas alrededor de tus manos picoteando las malezas impre- decibles del viento tratando de atravesar como un cuervo descocado sin alas los espejos tempestuosos del sueno y eso te lo digo ahora que estas lejos del tiempo de todos los frutos que alguna vez sonaste creciendo en el terciopelo azul de segunda de tu madre y sin poner (sobretodo) mi cara de palo porque nunca te vi ensenar tu cora- zon a ninguna hembrita en el barrio donde perdias como las estrellas batallas de cielo a pesar de lo cual la policia te siguio persiguiendo como un perro y dandote de palos en el suelo para cambiar -segun ellos- "el rumbo a tu vida" despues de abandonar a tus padres y conocer las migajas del ciego y el culo del atolondrado naufragio / la desolacion permanente de los borrachitos perdidos / el insomnio inservible del llanto / el silencio de los locos vagando como patos sin dueno por los basurales del dia comenzaste a buscar un espejo para saber que quedaba de ti en las ruinas del asqueroso destino pero no encontraste nada: ni siquiera la angustia feroz que deseabas por eso te fuiste a beber con los mendigos al mar de los desalinados olvidos donde contaste "diez" antes de tirarte a los rieles descorazonados del tiempo sin saber que tus amigos te llevariamos flores y cartas y cerveza los fines de semana a al tumba fue entonces cuando en medio de ruinas y larvas y aguas mugrosa cercadas de miedo (en realidad un poco antes de todo esto que estamos narrando) te llevamos a un hospital de provincia donde nadie clamo siete veces al cielo como lo manda la biblia sino que falleciste como una gaviota chillando en mis brazos vacios/ luego de enterrar al pie de nubes y naranjos podridos sin ninguna palabra de viento en los labios pero con tu vieja linterna (la unica felicidad que aun te quedaba en las manos) unos patas te pusimos (como una clara despedida de amigos) un viejo ramo de olivos en tu pecho raido que tu -suponemos- desde las insufribles pesadillas de las piedras y eucaliptos sin agua agradeceras a pesar de tu niebla cansada de espantos como el mejor y el mas infeliz de los inmortales suicidas juan cristobal (seudonimo de jose pardo del arco) lima, 1941 licenciado en literatura en la universidad nacional mayor de san marcos...
Comentarios (1)

Secciones

© Copyright 2018, Blogestudio. Red de blogs, SEO and Webs 2.0

Powered by WordPress

Creative Commons - Some Rights Reserved
 
Un proyecto realizado por Blogestudio